CARBOXITERAPIA

DEFINICIÓN

Su origen remonta a los años 50 en Francia, cuando un grupo de cardiólogos desarrollando tratamientos para diferentes condiciones médicas relacionadas con la mala circulación y cicatrización de las heridas, extendieron los estudios hacia tratamientos de la acumulación de grasa y otras condiciones estéticas.

CÓMO FUNCIONA

El dióxido de carbono es un gas no embólico, administrado de forma controlada y pudiendo variar la velocidad de flujo, el tiempo de inyección y el volumen total, al mismo tiempo monitorear el porcentaje de la dosis suministrada, no es tóxico, es hemosoluble y requiere menos inyecciones que la mesoterapia.

INDICACIONES

  • Celulitis
  • Flacidez de la piel
  • Adiposidades localizadas
  • Fibrosis y adherencias
  • Pre liposucción
  • Estrías
  • Rejuvenecimiento facial
  • Tratamiento de ptosis palpebral
  • Tratamiento para la coloración de la ojera
  • Tratamiento de papada
  • Acné
  • Varices pequeñas, medianas y telangiectasias

Te aconsejamos  tu tratamiento más adecuado