PEELING QUIMICO

Consiste en aplicar una solución química sobre la piel, es una opción poco invasiva que ayuda a mantener una piel sana, cosméticamente bella y que inhibe los efectos del envejecimiento.

No es sólo un tratamiento pues se emplean como complemento de otros procedimientos dermocosméticos como la microdermoabrasión, la mesoterapia, la radiofrecuencia, los rellenos cutáneos…

Dependiendo de la profundidad de acción de la sustancia utilizada el peeling puede ser:

SUPERFICIAL, MEDIO O PROFUNDO.

Su intensidad está relacionada con la profundidad de las lesiones ó mejoras estéticas.

Desde aportar luminosidad, provocar autohidratación, mejorar arrugas superficiales, a controlar acné, quitar cicatrices y lesiones pigmentadas.

La frecuencia de los peelings y la profundidad de acción es controlada siempre según valoración y control profesional.